Cambiemos Orihuela considera que el gobierno local no debe organizar bajo ningún concepto eventos de apoyo a la tauromaquia. La moción de Cambiemos en defensa del Bienestar Animal da un claro mandato sobre ello.

 

Hace unos días recibíamos en el despacho de nuestro grupo municipal una invitación protocolaria para asistir a la “I Semana Cultural Taurina Oriolana”. Evidentemente, nuestra asamblea rechaza con este tipo de festejos como bien prueba la moción que elevamos a Pleno el pasado año en defensa del bienestar y derechos animales y que, además fue aprobada.

Lo que nos dejó absolutamente atónitos y consideramos muy grave es el hecho de que el evento esté organizado, directamente, por la Concejalía de Cultura. Obviamente, la sociedad civil tiene el sano derecho de organizarse y realizar eventos en defensa de los intereses que considere oportunos. En ese sentido, una peña taurina, aunque a nosotros no nos guste, tiene perfecto derecho a organizar una “Feria Taurina”, lo que no podemos consentir ni tolerar es que sea el Ayuntamiento, el gobierno que representa a todas y todos los oriolanos, quien organice dicho evento. Ello supone un grave incumplimiento de la moción aprobada de Cambiemos Orihuela, más grave si cabe cuando el partido C’s, que gestiona el área de cultura, también votó a favor de la misma, lo cual supone una hipocresía y el incumplimiento de un mandato democrático que ellos mismos decían apoyar.

Por tanto, exigimos al Gobierno de Orihuela y, más concretamente, a los responsables de cultura, que cumplan el mandato democrático del Pleno, anulen cualquier tipo de financiación pública a eventos en defensa del maltrato animal.

Además, queremos hacer notar la hipocresía de un gobierno que, por lo general, racanea el apoyo a otro tipo de asociaciones, pone todo tipo de trabas y niega la más mínima colaboración y, sin embargo, le pone alfombra roja a organizaciones como la Peña Taurina, claramente minoritarias y casi marginales en su representación.

Consideramos que este tipo de actos llevan el sello personal del actual alcalde y su núcleo más cercano que quieren volver a una Orihuela más gris, de fiesta, foto, puros obras faraónicas y toros. Un descarado viaje al pasado.

También te puede interesar

Sin Comentarios

Los comentarios están cerrados.